Emoción, ilusión y felicidad, transmitió el nuevo sacerdote montillano

Francisco Solano Aguilar Tejada, perteneciente a la Parroquia de Santiago Apóstol de Montilla, eligió la Basílica de San Juan de Ávila en la que ha forjado su fe desde niño, a los pies del sepulcro del patrono del clero español, para celebrar su primera misa.

Arropado por numerosos sacerdotes, seminaristas, familia, hermandades y amigos, la misa estuvo cantada por un coro formado para esa celebración, que le regaló nuevas composiciones del Ordinario de la Misa, bajo la dirección de Juan de Ávila Aguilar.

Francisco Solano escogió como lema para la celebración la frase del Apocalipsis “Mira, hago nuevas todas las cosas”.

En su homilía habló de lo que significa ser sacerdote y miró a Jesucristo “el único y eterno sacerdote, él con amor de hermanos elige a hombres de este pueblo para que, por la imposición de las manos, participemos de su sagrada misión…”.

“Los sacerdotes tenemos un oficio de amor, porque es el amor de Jesucristo el que nos ha elegido para hacernos partícipes de su preciosa y sagrada misión y es oficio de amor porque por amor a él, amamos a los hermanos”.

Francisco Solano compartió con todos los asistentes tres características del sacerdocio “Aquí estoy”, “Para hacer tu voluntad” y “Hasta el extremo”.

Homilía Francisco Solano Aguilar

Cerró la misa con palabras de agradecimiento al Señor “por confiarme este ministerio” al que pidió que “aprietes mi mano”. Además agradeció a su familia y a todas las personas que le han acompañado es su vida.

Al final de la Misa todos los asistentes se acercaron a celebrar el rito de besar las manos del nuevo sacerdote mientras el coro interpretó las coplas dedicadas a los patronos de Montilla, San Francisco Solano y Nuestra Señora de la Aurora y el Himno a María Auxiliadora.

Francisco abraza a sus padres al finalizar la misa
Francisco mira con emoción al Coro al escuchar el Himno a María Auxiliadora.

Francisco Solano Aguilar Tejada fue ordenado diácono, en la Santa Iglesia Catedral de Córdoba, el 8 de diciembre de 2023 y destinado a realizar su labor pastoral en la Parroquia de Ntra. Señora de la Asunción de Priego. El pasado 29 de junio, festividad de San Pedro y San Pablo, fue ordenado sacerdote por el Obispo de Córdoba y nombrado Vicerrector del Seminario Menor San Pelagio de Córdoba.

Nuestro joven sacerdote tiene 26 años, pertenece a la parroquia Santiago Apóstol, se educó en el Colegio Salesiano y en el IES Emilio Canalejo de Montilla, tras un año en la Universidad de Sevilla decidió entrar al Seminario. Está ligado a las hermandades de la Juventud, Humildad y Jesús en su su Entrada Triunfal de la que fue su pregonero , fue pregonero de la Hermandad de Jesús en su entrada Triunfal, La Borriquita de Montilla en 2021.

¡¡FELICIDADES!!