El alcalde, Rafael Llamas, recuerda que dicha tarea “no es competencia” del Ayuntamiento y afirma que “la situación excepcional sigue y juntos debemos dejar libre de virus nuestros centros educativos”

El Ayuntamiento de Montilla, en relación a la petición del Presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), se ha sumado a la exigencia de responsabilidad hacia la Junta de Andalucía para que asuma el sobrecoste que le supone a los ayuntamientos abrir los colegios para el próximo curso 2021-22 debido a la Covid-19 que, según los datos proporcionados por dicho colectivo, asciende a unos 215 millones de euros en toda Andalucía.

En una nota informativa indica que «dicha petición, va relacionada con los gastos extraordinarios generados con el fin de cumplir con la directriz que publicó la propia Consejería de Salud denominada ‘Medidas de Prevención, Protección, Vigilancia y Promoción de la Salud. Covid 19. Centros y Servicios Educativos Docentes de Andalucía’, del 29 de junio de 2020, que -en su medida 48- especifica que “se debe tener un plan de limpieza y desinfección reforzados con útiles adecuados, productos químicos determinados y continua frecuencia con el propósito de eliminar, reducir y limitar las posibilidades de transmisión del virus”.

El alcalde Rafael Llamas ha recordado en este sentido que “la competencia en esta materia es de la Consejería de Educación, y estas tareas rebasan las labores ordinarias de limpieza de los centros educativos”, viéndose los Ayuntamientos obligados a afrontar “en solitario un elevado gasto”.

Llamas ha explicado que “Ya el año pasado lo tuvimos que asumir y supone un gasto que no nos corresponde”, por lo que “todo el dinero que estamos invirtiendo ahí lo dejamos de dedicar en otras competencias que sí tenemos”, ha agregado. De este modo, el Alcalde confía en que el Gobierno Andaluz “asuma su parte”, ya que “la situación excepcional se mantiene aún y juntos debemos conseguir dejar libre de Covid-19 nuestros centros educativos”.