Rafael Llamas asegura que el discurso del Consejero Jesús Aguirre, de la delegada de Salud María Jesús Botella y del PP no se corresponde con la verdad. Ha dejado claro que, por parte de los alcaldes de la Mancomunidad Campiña Sur, en ningún momento se ha cuestionado la integración de la Agencias Sanitaria dentro del SAS. “Ese no es el debate”. Por ello pide al Consejero de Salud que les escuche, a la vez que considera un «desprecio» que no se haya querido reunir con los alcaldes de la Campiña Sur.

El alcalde de Montilla ha respondido, en rueda de prensa, a las opiniones vertidas estos días por el Consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, por la delegada de Salud, María Jesús Botella y por el PP, sobre la petición por parte de los alcaldes de la Mancomunidad Campiña Sur y de la corporación de Montilla, de  un área sanitaria propia en torno al hospital de Montilla y al hospital de Puente Genil

Considera Llamas que “hay mucho ruido alrededor de esa solicitud, y una estrategia de desdibujar el debate esencial». Ha dejado claro que “Desde esta alcaldía y por parte de los alcaldes de la Mancomunidad Campiña Sur en ningún momento se ha cuestionado la integración de las agencias sanitarias dentro del SAS. Ese no es el debate”, ha incidido Llamas, que ha hecho hincapié en que la ciudadanía “merece conocer los entresijos de este asunto y por qué queremos tener un área sanitaria propia en la comarca sur de la Campiña”.

Declaraciones Alcalde 1

Llamas ha explicado que todo comenzó por una denuncia del sindicato SATSE, a la que se han sumado los sindicatos sanitarios del área Sur de la provincia de Córdoba, donde se pone de manifiesto la problemática de la creación una macroárea sanitaria y las repercusiones que puede tener para los usuarios de la Campiña y de la Subbética, que finalmente podrían derivarse al hospital  de Cabra, y que suman 1/3 de la población de la provincia de Córdoba, no reciban una atención de calidad.  

Es a raíz de esta preocupación, ha indicado cuando se piden, como alcaldes y responsables, unas explicaciones que no se nos dan”. Considera que la Junta ha mostrado una actitud de desprecio hacia los alcaldes” que le solicitaron una reunión y que ha sido rechazada remitiéndonos a la delegada, de la que no dudamos de su buena voluntad, pero tiene poca capacidad de decisión” .

En este sentido ha lamentado que «el Consejero viniera a Montilla a presentar una inversión, que ya  se había presentado dos meses antes, y fabrique una comparecencia de prensa sobre la inversión, que se va a realizar en el hospital de Montilla, de la cual nos alegramos, pero nos sorprende aún más, que haya estado a escasos 7 km de la sede de la Mancomunidad, y no se ha querido reunir”.

Declaraciones Alcalde reunión

Rafael Llamas, ha insistido en que «las palabras del Consejero faltan a la verdad», y con el BOJA del 30 de diciembre de 2021 ha explicado el principal motivo de preocupación de los alcaldes, ya que refleja una realidad distinta al discurso del Consejero y la Delegada de Salud que han indicado que el Hospital de Montilla se sustentará en el de Cabra y en el de Córdoba. En dicho BOJA queda registrado que “la dependencia funcional y  asistencial de los centros de la agencia sanitaria, hospital de Montilla y hospital de Puente  Genil, es del hospital de Cabra”.

Declaraciones Alcalde BOJA

Por ultimo, el alcalde ha querido aclarar que «los motivos por los que se solicita un Área Sanitaria para nuestra zona se debe a que se dispondría de la financiación y dotaciones necesarias para prestar la atención primaria y especializada”. Esto significaría, según Llamas, que “el Hospital de Montilla crecería en calidad asistencial, recursos y equipamientos para no quedarnos como un hospital secundario que es lo que en realidad dice el BOJA” del 30 de diciembre.

Declaraciones Alcalde Área Sanitaria

Lo que queremos es que el consejero nos escuche a los alcaldes, también a los profesionales, de la sanidad y al Pleno de la Corporación municipal en su totalidad que piden que se reconsidere esta situación,”, ha señalado el alcalde, porque no se puede “confundir a la ciudadanía”.