En el acto participó la Brigada «Guzmán el Bueno» X de Cerro Muriano, en homenaje al militar Sánchez Molero, hijo adoptivo de Montilla, del que se inauguró un busto en bronce, en el lugar que siempre ocupó en el Paseo de Las Mercedes, y a continuación, se celebró el Pregón de las Fiestas de San Francisco Solano, en el que el montillano Ángel Gaya Curiel, sobrino nieto del militar ofreció sus recuerdos emocionados de Montilla y de la Casa de las Aguas donde vivió Sánchez Molero y su familia

El Paseo de las Mercedes acogió anoche un acto muy destacado de celebración de las Fiestas patronales en honor a San Francisco Solano y de homenaje a José María Sánchez Molero, ingeniero militar responsable de la traída del agua potable a Montilla, hace ahora 150 años.

Un acto muy emotivo en el que participó La Brigada “Guzmán el Bueno” X, de Cerro Muriano, muy ligada a Montilla por la cátedra del Gran Capitán y por la Hermandad de la Vera Cruz, que realizó un acto homenaje a los caídos por España, en la nave central del Paseo, como homenaje al Ingeniero Militar.

La Brigada Guzmán el Bueno X en el Paseo de las Mercedes
Entre los asistentes mandos de la Guardia Civil

Montilla ha celebrando dentro de las fiestas patronales de “El Santo”, el 150 aniversario de la traída del agua potable a esta ciudad por el ingeniero militar José María Sánchez Molero, una efemérides muy destacada que ha servido para recuperar la memoria de este hijo adoptivo de Montilla que en el siglo XIX dotó a Montilla de un bien preciado y necesario para el desarrollo de la ciudad, el agua potable.

Por ello, se procedió a inaugurar un nuevo busto en bronce de “Sánchez Molero” financiado por la Aguas de Montilla, que descubrió el Alcalde Rafael Llamas, junto al General de Brigada, Ignacio de Olazábal, y al Gerente de Aguas de Montilla Lorenzo Cuenda y que ha quedado ubicado, para el recuerdo, en el lugar que siempre tuvo en el Paseo de las Mercedes.

Nuevo Busto en bronce de Sánchez Molero

El General de Brigada, Ignacio de Olazábal, intervino para destacar los valores de los militares, como “parte fundamental de la cultura de nuestra sociedad, que refuerzan la convivencia, la cohesión y el compromiso con los ciudadanos”. En este sentido y sobre la trayectoria profesional del Coronel Sánchez Molero, se refirió a su espíritu de servicio, “anteponiendo el bien común al propio, dando a su vida un sentido de compromiso desinteresado en beneficio de los demás”. “El fin único de la vocación militar es servir a España y a los Españoles”.

Palabras del General de Brigada, Ignacio de Olazábal,

Pregón: Como cada año, un montillano ausente pregona las fiestas en honor a San Francisco Solano, y para esta ocasión se ha elegido a Ángel Gaya Curiel, sobrino nieto de Sánchez Molero. El pregonero fue presentado por el historiador José Antonio Cerezo que destacó su montillanía. “Ángel Gaya estuvo en Montilla hasta los 15 años que se marcho a Cádiz para formarse como Marino Mercante y años más tarde, ingresa como Técnico Superior en la Refinería de petróleos de Huelva”.

El pregonero compartió con todos los montillanos un buen numero de recuerdos, añoranzas, y cariño por la ciudad en la que nació y creció. “Los recuerdos de mi niñez me acompañaron siempre y aún siguen, después de una larga vida”. Un pregón que pronunció desde el corazón cargado de recuerdos y de lo que estos han significado en su vida. Así comenzó el pregonero que, además, se refirió a su casa junto a la Casa de las Aguas donde vivió Sánchez Molero.

Pregonero Ángel Gaya Curiel, sobrino nieto de Sánchez Molero.

Seguidamente, nos llevo a los recuerdos de la Montilla de los años 40, un pueblo destacado en la comarca. Recordó su paso por los colegios de San Luis y Salesianos y los juegos de niños en las calles.

Palabras del Pregonero 2

Los recuerdos, con todo detalle, de la Semana Santa, la Fiesta de la Cruz de mayo, y la Feria del Santo ocuparon parte de su sentido pregón que cerró con un ¡Viva San Francisco Solano! y un ¡Viva Montilla!.

Palabras del Pregonero 3

El alcalde, Rafael Llamas, mostró su alegría porque “ A pesar de las dificultades y limitaciones, con este acto se demuestra que sigue inalterable el sentimiento colectivo que ha alimentado cada fiesta del Santo en Montilla”. Así mismo felicitó al pregonero por sus palabras y por sus sentimientos hacia Montilla”, un pregón que dijo, “ha sido un homenaje merecido a Sánchez Molero hijo adoptivo de montilla y por cuya iniciativa, ingenio y trabajo montilla tuvo en pleno siglo XIX, un servicio de agua potable que incorporó a nuestra ciudad a la modernidad y al progreso”. 

Palabras Alcalde
Entrega de recuerdos al pregonero

De esta forma, y con el tradicional ¡Viva San Francisco Solano! y ¡Viva Montilla!, se cerró el acto, conducido por Antonio Luis Jiménez miembro de la comisión organizadora del 150 aniversario de Sánchez Molero.

Como cierre del pregón en el que no faltaron las coplas tradicionales del Santo interpretadas por el grupo ‘K’arte.

Grupo k’Arte, interpreta coplas del Santo

La noche de fiesta continuó con a una sesión de Fuegos Artificiales y a los actos programados en la Plaza Puerta de Montilla con la actuación del monologuista Toni Rodriguez y el magnifico concierto de la cantante montillana Marta Mesa, acompañada por músicos de la Asociación Pop-Rock Montillano.

Marta Mesa y David Hidalgo durante el concierto. Foto: Rafa García Carretero