**- La Delegada de Salud explica que «en este momento las dos salas de radiología están funcionando después de haber sido reparadas”, aunque “es una solución provisional, ya que están trabajando en la elaboración de un pliego de contratación para la compra de una nueva sala de radiología».

**- Frente a estas declaraciones, los trabajadores y técnicos del servicio de Radiología del Hospital de Montilla, en un comunicado, han mostrado su “sorpresa e indignación”, explican la situación de las dos salas, e insisten en que «en ningún momento hemos querido alarmar injustificadamente a la población, sino como profesionales velar por la seguridad y la salud de todos los usuarios”.

 

La Delegada de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Botella, ha respondido a las declaraciones y protestas que desde hace semanas se vienen sucediendo sobre la avería y la falta de funcionamiento de las dos salas de radiología del Hospital de Montilla.

La responsable de Salud, ha reconocido que “las dos salas han tenido averías debido a los años que tienen de funcionamiento y a que desde que se inauguró el hospital en 2004 no se han renovado y estos aparatos tienen una vida útil determinada”.

En este sentido ha indicado que «en todo momento la gerencia del Área Sanitaria Sur ha actuado con la mayor responsabilidad» y ha anunciado que «en este momento las dos salas de radiología están funcionando después de haber sido reparadas”, aunque también ha indicado que “es una solución provisional, ya que están trabajando en la elaboración de un pliego de contratación para la compra de una nueva sala de radiología por un importe de 175.000 euros y para la otra sala se hacen gestiones para alquilar unos equipos por un importe de 50.000 euros.

Declaraciones Delegada de Salud. María Jesús Botella 1

En cuanto al tema de seguridad de los trabajadores, María Jesús Botella, ha querido dejar claro que «las dos salas están funcionando con todas las garantías para los trabajadores asegura ha sido auditadas por una unidad técnica de protección radiológica externa al SAS y certifica el correcto funcionamiento».

Declaraciones Delegada de Salud. María Jesús Botella

 

COMUNICADO TRABAJADORES Y TÉCNICOS DEL SERVICIO DE RADIOLOGÍA DEL HOSPITAL DE MONTILLA

Frente a las declaraciones de la Delegada de Salud de la Junta de Andalucía, los trabajadores y técnicos del servicio de Radiología del Hospital de Montilla, en un comunicado, han mostrado su “sorpresa e indignación”.

En el comunicado explican la situación de las dos salas de rayos y argumentan que “en ningún momento han querido alarmar injustificadamente a la población”.

Indican que “la Sala RX4, sigue con la Exposimetría automática de la mesa rota, la Parrilla antidifusora del Bucky Mural sigue sin funcionar. Los problemas de angulación del tubo han sido “resueltos” con una pieza hecha por un tornero, cosa que no nos deja muy tranquilos ya que entendemos que los equipos médicos han de utilizar piezas oficiales y con garantías

En cuanto a la Sala RX3, aseguran que “dispone de un único detector cuando lo mínimo son dos, por lo que hay que manipular constantemente el detector. Funciona con baterías recargables que se agotan cada dos horas y hay que parar y sustituir si está cargada la segunda”.

En esta sala indican los responsables del servicio que “No está programada la exposimetría con la consola por lo que la programación de estudios es, lo que provoca enlentecimiento y repetición de estudios”.

Por último en el comunicado los técnicos insisten que “en ningún momento hemos querido alarmar injustificadamente a la población, sino que lo que hemos intentado como profesionales es velar por la seguridad y la salud de todos los usuarios”

Sobre la seguridad de los aparatos dicen los técnicos en el comunicado “Queremos explicar a la Delegada que la UTPR audita, únicamente, que los equipos emiten la radiación que se programa y que los blindajes funcionan, pero en ningún caso audita ni certifica que el aparato funcione correctamente en el sentido de tener que repetir estudios innecesariamente, ni de que, se usen dosis más altas de las que se podrían dar al no disponer de una exposimetría en condiciones”.